Noticias

PROMOCIÓN DE VALORES EN LA JUVENTUD PERUANA Y SU IMPACTO EN EL FORTALECIMIENTO DE LA DEMOCRACIA

 

Una de las principales líneas de acción de Fundación Armando Villanueva del Campo es “formación política” y busca fortalecer a la juventud en sus valores, mejorando la participación de ellos en el proceso de debate y toma de decisiones para lograr la justicia social.   Para ello y para poder difundir y mantener viva la memoria de Armando Villanueva, sus ideales y buscando hacer trascender su legado hemos realizado entrevistas a algunos de los miembros del directorio de la fundación, buscando que cada uno proporcione su muy personal visión a partir de sus propias experiencias y relación con Armando Villanueva y las razones que los motivaron a ser parte de la fundación. 

¿Cómo conociste y qué recuerdos tienes de Armando?

Conocí a Armando de niño, era amigo generacional de mi padre. Con él compartió sus ideales políticos. Yo tuve la oportunidad de presenciar sus largas y amenas conversaciones que siempre fueron muy instructivas. Ya con el pasar de los años pude también participar activamente con ellos, en almuerzos o cenas donde Víctor Raúl y la política fueron siempre temas centrales. Precisamente la enfermedad de Víctor Raúl fue el momento en que nuestro acercamiento fue aún mayor y el lazo se estrechó. Fui el encargado de acompañarlo a Houston, Texas al Hospital MD Anderson en los Estados Unidos y como no, fue Armando el encargado de la logística para que el viaje fuera posible. Estando ya en Houston, Armando habló por teléfono con “Víctor Raúl para comentarle que había conseguido un pasaje de cortesía para poder visitarlo”. Víctor Raúl le dijo “que no podía dejar ni un minuto el partido en esos momentos, estando él enfermo y fuera del país”.  Al colgar me dijo “que nada le hubiera gustado más que Armando lo visitara pero tenía que cuidar la casa porque había muchos intereses moviéndose”. Cuando se realizó su campaña para las elecciones presidenciales de 1980 tuve la oportunidad de acompañarlo en sus presentaciones, en su caminata por Lima y en varias de sus manifestaciones. Años después me invitó a ser parte de su gabinete y trabajamos intensamente durante un año. Entramos y salimos juntos del gabinete. Tuve el privilegio de que me considerara su amigo y pude acompañarlo en su lecho de muerte hasta su último aliento.

¿Qué valores y rasgos personales resaltarías de Armando?

Principalmente el compromiso con sus ideales. Siempre aprista, siempre leal a Víctor Raúl, siempre leal a los suyos, siempre su familia, siempre los jóvenes, siempre el Perú. Armando era amigo de todos, se podía confiar en su palabra. Siempre dispuesto a ayudar en lo que estuviera a su alcance. Armando fue un conversador intenso, de una memoria fabulosa para recordar fechas, anécdotas, hechos históricos, una memoria que permaneció intacta hasta el final de su vida, un trabajador intenso de muchas cosas a la vez con un orden que solo él podía seguir.

 

¿Por qué era tan importante para Armando formar a los jóvenes en política?

Los jóvenes son el futuro y de ellos el futuro que tienen que construir, con o sin ayuda. Guiarlos por el buen camino era lo más importante para él. Formarlos doctrinariamente era su pasión. Creyó en Haya de la Torre y la doctrina Aprista y como tal la enseñaba con verdadero compromiso y convicción. Los jóvenes no pueden ser ajenos a la política y ésta no debe ser improvisada, por el contrario, debe tener un norte definido. El compromiso social es una necesidad y el desarrollo cultural es fundamental para entender la realidad nacional y proponer las acciones que se deben tomar en su beneficio.

 

¿Qué significado debería tener hacer política para los jóvenes de hoy?

Hacer política para los jóvenes de hoy debería ser un compromiso social, para contribuir a mejorar las bases de un futuro mejor para todos los peruanos, dentro de una línea de transparencia y de acción. No sólo la observación e identificación de los problemas es suficiente, hace falta un verdadero compromiso para promover, proponer y actuar en las soluciones.

 

¿Por qué es tan importante promover los valores en la juventud y como impacta en el fortalecimiento de la democracia en el Perú?

Sin valores no hay futuro, no hay nada. En política los valores son estudio, compromiso, línea de acción, compromiso social, transparencia, honestidad, entrega.  La democracia implica la verdadera participación de todos y con valores como los mencionados, la democracia será exitosa en lograr la felicidad del colectivo del cual se forme parte.

 

¿Qué te motivó a formar parte del proyecto de Fundación Armando Villanueva del Campo?

Armando es sinónimo del político comprometido con su país, con su partido, con sus ideales, su familia, sus amigos. Por esa lealtad sufrió prisión, persecución, ataques y destierro, pero nunca dejó de ser un luchador consecuente en la busca de su máximo ideal de hacer un Perú mejor.

Ocupó muchos cargos importantes y murió en una “pobreza digna” y por ello, por ser un modelo de hombre de un solo partido, de un solo compromiso social y de entrega al trabajo hasta sus días finales, su legado no puede pasar u olvidarse. Hay que difundirlo. Esa es la razón por la que soy miembro de la fundación.

 

¿Si Armando estuviese aquí hoy, que opinión crees que tendría sobre sobre la edición de  "El Libro Rojo"?

Sobre el Libro Rojo, en el cual trabajó de manera incansable, estoy seguro que diría: “se ve muy bien, pero hay que aumentar otro capítulo”. Armando pensó siempre en que se podía hacer más.

 

 

Luis Vicente Pinillos Ashton

Presidente

Fundación Armando Villanueva del Campo

Regresar